28 de septiembre de 2011

Día 8: De pequeñas ráfagas de realismo


 Seguimos trabajando con el violoncello y, poco a poco, vemos como esto va cogiendo forma. Falta trabajo por delante, desde luego. Mucho trabajo por delante. Y conforme avanzamos, aparece el temor a que el resultado deforme el sentido primigenio de las canciones. Como ocurrió con el primer disco, la idea de fallar a las propias canciones, de intentar ser quienes no somos, no entra en nuestros planes. A ver.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada